La higiene es la capacidad de actuar en condiciones y prácticas que ayudan a mantener la salud y prevenir la propagación de enfermedades. Hoy más que nunca vivir en espacios limpios, es una necesidad más que una opción.

La sanitización es uno de los aspectos más importantes del bienestar de la comunidad porque protege la salud humana, extiende la vida útil y está comprobado que puede ayudar a la economía.

Además, el método de sanitización en toda la comunidad parece ofrecer la mejor forma para reducir los riesgos patógenos para la salud. Los sistemas sanitarios completos o mejorados pueden ofrecer beneficios concretos para la salud pública al reducir las vías de exposición a una variedad de enfermedades infecciosas contenidas en productos básicos de uso común, como manijas, puertas, llaves de baño, etc.

La limpieza y la higiene es importante para todos, ya que ayuda a mantener la salud y aumenta la esperanza de vida.

Asegurar buenas prácticas de limpieza y de gestión de residuos en comunidades, hogares, escuelas, mercados e instalaciones de atención médica ayudará a prevenir la transmisión del virus COVID-19. Entre las recomendaciones básicas, se encuentra el lavado frecuente de manos y sanitizar casas, empresas, oficinas o escuelas abastecimiento y saneamiento.

Si tienes dudas acerca de este procedimiento llama a Fumigaciones y Equipos para Seguridad Industrial FEPSI.